Más de la mitad de los argentinos trabajó de forma remota por primera vez durante la cuarentena

País 15 de abril de 2020 Por Sebastian Sentenach
El aislamiento obligatorio derivó en nuevos formatos laborales. ¿Qué herramientas recomiendan?
home office argentina

Para más de la mitad del país, trabajar en modalidad home office es una experiencia totalmente novedosa: el 56% de los argentinos nunca había trabajado de esta manera antes del aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el Gobierno Nacional en el marco del COVID-19. Así lo indica un reciente estudio de Adecco, que también revela que el 25% de los encuestados preferiría trabajar de esta manera siempre.

 Estos datos evidencian que la situación de contingencia se convirtió en la experiencia de trabajo remoto más grande y masiva de la historia. Esta nueva dinámica laboral nos exige modificar nuestra conducta y adoptar nuevos hábitos para poder cumplir nuestras tareas con eficiencia y productividad, sin que esto afecte nuestro bienestar físico ni mental.

En general, nuestros hogares no están acondicionados debidamente para llevar adelante una rutina laboral de 8 o 9 horas. La falta de escritorios y sillas ergonómicas pueden convertir a la cocina o la habitación, y en algunos casos hasta la cama, en una oficina improvisada. Por eso, generar un buen espacio de trabajo respetado por todos los miembros del hogar es clave para la creación de una nueva rutina de trabajo agradable y productiva.

En este contexto, el teletrabajo se ha convertido en nuestro aliado y sumadas a estas medidas de cuidado personal, tener las herramientas correctas para encarar el trabajo desde el hogar es igual de importante para poder desempeñarse con naturalidad y eficiencia en nuestras tareas. 

Un equipo con funciones útiles para la gestión del trabajo diario y la buena comunicación con los compañeros y colegas nos permitirá una mayor agilidad para desenvolvernos en nuestras responsabilidades a distancia. Aquí algunos aspectos a tener en cuenta para evaluar el rendimiento de nuestros equipos, tan necesarios para desempeñarnos en las tareas cotidianas:

Cámara: nuestra nueva cotidianidad laboral se centra básicamente en reuniones virtuales donde una buena cámara web juega un papel protagónico, para fortalecer los vínculos profesionales y personales y la cercanía entre las personas

Audio: de la mano de una cámara de alta fidelidad, un audio de alta resolución logra una comunicación sea más fluida.

Conectividad: los recursos anteriores funcionarán debidamente sobre la base de una conexión estable, la cual tecnologías como el WiFi-6 pueden garantizar, permitiendo una transmisión de sonido e imagen clara y sin interrupciones para privilegiar la comunicación.

Teclado: su ergonomía será un factor determinante al momento de aportar comodidad a nuestra experiencia. 

 Espacios de trabajo: en cuanto a nuestro correcto uso de herramientas tecnológicas como la laptop, es importante encontrar espacios cómodos para interactuar con él que permitan la buena postura y concentración.

Sebastian Sentenach

Periodista, Community Manager y Docente. Creador de Proyectos e Inversiones, un diario de negocios de Rosario dedicado a la obra pública, las inversiones privadas y la información económica. Amante del básquet.

Te puede interesar