Shelosophy, el emprendimiento santafesino que crece 30%

Región 26 de marzo de 2022 Por Sebastian Sentenach
Nació en 2006 y diez años después de su creación dio el salto al mundo digital. Hoy su facturación crece 30% anual y sus productos se venden en el exterior.
shelosophy
El emprendimiento es un caso éxito y transformación digital

En los últimos 10 años han crecido exponencialmente las personas que decidieron emprender con pasión, creatividad e innovación en Argentina. Entre los objetivos de los negocios, el crecimiento es un punto clave, como el desafío de expandirse local, nacional e internacionalmente. Abrir fronteras y conquistar nuevos mercados sin dudas es un punto de inflexión. Este es el caso de Shelosophy, una marca de zapatos santafesina que ya vende a todo el país a través de su Tiendanube y además exporta a Chile, Uruguay y Perú. 

En 2006, la carrera profesional de Luciana Fortuna, oriunda de la provincia de Santa Fe,  oscilaba entre sus estudios como traductora de inglés y su capacitación como asesora de imagen. Motivada por su pasión por la moda y el diseño de zapatos, tomó ese año una importante decisión que cambiaría el rumbo de su vida: la creación de su propia marca de calzados, Shelosophy. Desde ese entonces, el camino fue largo y a veces tortuoso, pero el objetivo siempre estuvo claro: ofrecer un calzado único, diferente, que permitiera a las mujeres complementar sus looks con estilo sin resignar la comodidad. La marca abrió sus puertas al público por primera vez en un local ubicado en Villa Constitución, ciudad del sur de la provincia de Santa Fe, y desde ese momento Luciana y quienes la acompañaban, debieron aprender cómo gestionar un negocio propio desde cero y hacerlo crecer. 

shelosophy emprendedores

Emprender suele  ser desafiante y traer consigo sorpresas, tal es así que a seis meses de la puesta en marcha del negocio, varios socios tomaron la decisión de abandonar el proyecto y Luciana debió tomar una decisión definitiva: continuar con la marca por su cuenta ó poner en pausa su sueño. Su propósito tan claro, sumado al apoyo de sus allegados, hicieron que la elección fuera contundente y fue así como Shelosophy se consolidó como emprendimiento. 

Luego de ocho años de trayectoria y muchos aprendizajes, en 2014 la marca dio un paso más allá e incursionó en la venta a través de redes sociales. Sin embargo, la dificultad para gestionar los envíos fue el disparador para tomar la determinación de dar el salto y volcarse de lleno al mundo digital con la creación de una tienda online para ampliar así su público y, sobre todo, optimizar los procesos logísticos. 

“En 2016 decidimos dar un paso más y abrir nuevos canales de venta, que nos permitan seguir creciendo. Sin dudas, desarrollar nuestra propia tienda online fue una gran decisión. Cuando arrancamos, superó nuestras expectativas ampliamente, esperábamos tener 3 compras por semana y llegamos a tener 3 por día con nuestra Tiendanube”, recuerda Luciana Fortuna, Founder de Shelosophy.

Así fue como abrieron su primera tienda online a través de Tiendanube, priorizando la eficiencia en costos, la facilidad de la herramienta y la integración con más servicios necesarios para gestionar su e-commerce. Actualmente, la tienda nube representa el 95% de la facturación total de Shelosophy y se ha convertido en el canal de venta más importante de la marca. El paso a lo digital abrió muchas puertas para la compañía, que gracias a esta implementación logró aumentar sus ventas de forma exponencial. Hoy, la empresa registra un aumento interanual del 30% en transacciones. 

Como si fuera poco, en 2021 Shelosophy se animó a dar un salto aún más grande: comenzar a exportar sus productos a Chile, Uruguay y Perú, aprovechando el expertise, acompañamiento y presencia de Tiendanube en estos países, lo que les allanó el camino para llevar su negocio al siguiente nivel.

Sebastian Sentenach

Periodista, Community Manager y Docente. Creador de Proyectos e Inversiones, un diario de negocios de Rosario dedicado a la obra pública, las inversiones privadas y la información económica. Amante del básquet.

Te puede interesar